Autoescuela Las Arenas - Autoescuelas en C´ceres y Malpartida de C´ceres

Todos los Permisos de Conducir: Carnets de coche, moto, camión, profesionales en general.

El nuevo reglamento de DGT, visto desde autoescuelas

La polémica está servida con el proyecto de Reglamento de Circulación presentado por la Dirección General de Tráfico (DGT); asociaciones de autoescuelas y de conductores en Extremadura muestran opiniones contradictorias en algunos aspectos que modifica la norma, sobre todo, en lo relativo a velocidades.

Nunca llueve a gusto de todos y eso es precisamente lo que ha ocurrido con el nuevo reglamento de tráfico.

En el panorama nacional, el Consejo de Estado ha pedido al Gobierno que se replantee la norma al considerar que, entre otros aspectos, subir la velocidad a 130 kilómetros por hora en autovía o autopista, aunque sea en tramos específicos, puede ser peligroso.

Las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico tampoco ven con buenos ojos la medida pues, al igual que el Consejo de Estado, entienden que provocará un aumento de la siniestralidad y disminuirá la conciencia de riesgo por parte de los conductores.

Las opiniones diversas también tienen su reflejo en Extremadura; el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Cáceres, Francisco García, no ve una “exageración” que se aumente en 10 km/h el límite en casos específicos de autovías y autopistas, “no en tramos grandes sino concretos con buena visibilidad y trazado”.

Respecto a la reducción de velocidad en carreteras secundarias de 100 km/h a 90, ha indicado que “hay tramos en los que sí viene bien rebajar un poco los límites, en otros no”, para recordar después que “los accidentes en su gran mayoría no son por un exceso de velocidad sino por no saber adecuar la velocidad a cada circunstancia”.

Francisco García ha detallado, en declaraciones a Efe, que “uno de los problemas” radica en que aún con condiciones meteorológicas adversas, “muchos conductores siguen circulando a la máxima permitida en la vía, cuando en ese momento deberían reducirla”.

En ciudades, el límite de velocidad se reduciría a 30 km/h en las calles con un máximo de un carril por sentido, algo que, para García, tendría sentido en zonas con “aglomeración de peatones” pero si no, “no sería necesario llegar a rebajarla tanto”.

En cualquier caso, entiende que más que rebajar los límites de velocidad en algunas vías, lo que realmente resulta eficaz es “una buena formación, reciclaje y conducta responsable de los conductores”.

Por otro lado, ha considerado que el reglamento otorga “una serie de prioridades” en la vía pública a los ciclistas cuando lo mejor sería dotarles de las infraestructuras adecuadas para su circulación, por ejemplo, carriles bici.

Otro de los puntos que ha levantado ampollas es el mayor control de los peatones, como la mención de ponerles límite de velocidad y el hecho de que se vean obligados a someterse a un control de alcoholemia y drogas si cometen alguna infracción o están implicados en un accidente de tráfico.

Esto último es valorado por el presidente de la asociación de autoescuelas provincial, quien ha matizado que hay viandantes que pueden provocar un siniestro por su estado psicofísico o al cruzar la calzada por un sitio peligroso o no señalizado a tal efecto.

“No someterse a esos controles porque se venga de una fiesta, pero cuando te ves implicado en un accidente si lo veo bien”, ha dicho.

En este punto ha coincidido la presidenta de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Badajoz, Emilia Gómez, quien ha asegurado que esto ya existe en el reglamento vigente solo que ahora se incide más en ello para que se ponga más en práctica.

En su opinión, los peatones tienen que ser “más consecuentes de sus actos” y conscientes de que “comparten la vía con los vehículos”, pues “muchas veces ponen en peligro la seguridad de la circulación por maniobras y actuaciones imprevistas”.

Acerca del límite de 130 km/h en tramos específicos, ha indicado que por el lado de los vehículos, cada vez “más potentes y con mejores prestaciones, sí, por el lado de la seguridad, malo, porque puede ser una excusa que van a usar muchos conductores para decir que en autovía está permitido circular a 130 y no va a ser así”.

En secundarias, le parece “bien” que se reduzca la velocidad en función del tramo y de las características de la vía pero “en términos genéricos no, pues sería excesivamente bajo”.

Respecto a las ciudades, opina que “hay calles por las que se circula muy rápido y es peligroso porque se saltan pasos de peatones, cedas el paso…” y ante un imprevisto “no te da tiempo a hacerte con el vehículo para evitar males mayores”.

También ha analizado, en declaraciones a Efe, las nuevas normas de circulación el vicepresidente de la Asociación de Técnicos en Educación y Seguridad Vial de Extremadura (ATESVEX), Antonio Macedo, quien ha aclarado que está ofreciendo una opinión personal.

Para Macedo, “no es nada desorbitado ni descabellado plantear un aumento de 10 km/h en autovías y autopistas cuando se llevan 50 ó 60 años con 120km/h”, máxime cuando, ha subrayado, ha habido una importante evolución de los vehículos y las carreteras.

No considera que conlleve un aumento de la accidentalidad y ha apostillado que es “el conductor el que debe adecuar la velocidad a su estado físico, a la vía y a las circunstancias”.

Por esta misma razón, Macedo no es muy partidario de reducir el límite a 30 km/h en algunos tramos de ciudad, aunque sí respalda que haya un mayor control de los peatones, que “no persecución”, para que haya una mejor convivencia de todos los usuarios de la vía

Lo que más nerviosos pone a los conductores
El whatsapp, protagonista de la nueva campaña
Compartir en...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *